La Comisión Asesora de Toponimia de Aragón, de carácter consultivo y constituida hace un año, ya cuenta con un documento, aprobado por unanimidad, para establecer los nombres oficiales de 150 cumbres que superan los tres mil metros de altura en el Pirineo Aragonés.