Villa enclavada en el paraje del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido que quedó totalmente destruida tras los bombardeos durante la Bolsa de Bielsa, episodio bélico de la Guerra Civil; reconstruida por sus habitantes cuando regresaron en años posteriores, devolviéndole su belleza original.

Un lugar que, por su entorno y su interesante historia, merece una visita para apreciar el bello edificio del Ayuntamiento, ejemplo renacentista del siglo XVI con torre cilíndrica en voladizo, que alberga en su interior el Museo Etnológico, destinado a conocer el valle, sus gentes y su cultura, mediante ilustraciones, fotografías y documentación de la Guerra Civil; además de la iglesia de la Asunción, del siglo XVI, en cuyo interior se encuentra el sepulcro del santo y anacoreta Froylán, del siglo IV.

 



Categoría:


recomendado


 

OTROS PUNTOS DE INTERÉS

VER MÁS PUNTOS DE INTERÉS